Hoy, nos enfocamos en torno al dilema ¿son mejores los cepillos tradicionales o los eléctricos?

Os hablamos de las ventajas e inconvenientes de cada uno, para que podáis escoger la opción que mejor se adapte a vosotros.

Cepillo manual o tradicional

Para que estos cepillos realicen su función correctamente, es necesario dedicarle tiempo al cepillado y realizarlo minuciosamente.

Al contrario de lo que se piensa, los más suaves son los más eficaces y, según los especialistas, los mejores son los que poseen diversas posiciones en las fibras del cepillo y un cabezal con movilidad que permita llegar a las zonas más difíciles y hacer una limpieza a fondo.

Cepillo eléctrico

Los cepillos eléctricos, imitan los movimientos que realizamos en el cepillado manual y, según expertos, los más eficaces son los que poseen un mecanismo oscilante-rotatorio. Este tipo de cepillado, también requiere dedicación y tiempo.

Un aspecto negativo de estos cepillos, es que tienden a ser más agresivos y como consecuencia, pueden dañar las encías. Además, conviene tener en cuenta que se debe cambiar el cabezal cada tres meses.

Ventajas:

  • El cepillo eléctrico permite completar la limpieza de una manera más fácil.
  • Se ha demostrado que elimina más cantidad de placa que el manual.
  • Para los niños resulta más divertido usar un cepillo eléctrico.
  • Algunos poseen un temporizador que nos indica cuando la zona está correctamente cepillada, y sensores de presión, que nos previenen frente a un cepillado demasiado fuerte.

¿Cuál es la mejor elección?

La elección depende de las necesidades personales, ya que en ocasiones es mejor utilizar un tipo de cepillo manual y otras, uno eléctrico.

En el caso del cepillo manual se recomienda su uso, por ejemplo, tras una cirugía si existen zonas doloridas, ya que el cepillado podrá realizarse suavemente.

Los niños, podrán utilizar cualquiera de los dos, aunque se suele utilizar el manual al existir una amplia oferta de cepillos adaptados al tamaño de su boca y sus manos.

Por otro lado, hay situaciones en las que el cepillo eléctrico debe ser priorizado. Es el caso de personas con discapacidad, que tienen limitaciones a la hora de mantener su higiene personal.

Tras haber realizado tu elección, deberás tener en cuenta que ningún tipo de cepillado excluirá al uso de hilo dental y que, deberás realizar revisiones periódicas al dentista, y limpiezas que garantizarán una higiene dental adecuada.