No hay duda de que los niños son los que están más expuestos para perder piezas dentales y para sufrir lesiones en la boca. Son los que más juegan y durante la noche también están expuestos al desgaste de los dientes asociados a algunas fases del sueño.

Para asegurarse de que los dientes de los pequeños están protegidos en cualquier situación, muchos odontólogos sugieren la adopción de protectores bucales para niños para dormir y durante la práctica de deportes especialmente, arriesgados, intensos y de contacto.

Los protectores bucales se comercializan en tiendas de material deportivo, en comercios que ofrecen artículos para la salud e incluso se pueden adquirir en tiendas online. Sin embargo, cualquier protector bucal de tamaño y forma estándar puede convertirse en un problema para hablar, pero, sobre todo, para respirar y, al final, aportar poca o ninguna seguridad bucal.

Los odontólogos no los recomiendan porque no respaldan las condiciones especiales de la boca de cada niño que representan factores ineludibles para un correcto y seguro empleo de estos elementos dentales. Los protectores bucales se fabrican en materiales termoplásticos y se adaptan a la boca del niño ablandándolos previamente en agua caliente y después de presionar con los dedos.

Los protectores bucales personalizados y de calidad que recomiendan los odontólogos se adaptan de una manera más eficiente. Para colocarlos, primero, se realiza una impresión de las piezas dentales del niño; luego, se confecciona un molde que servirá de base para dar forma al protector bucal que se completa con un material especial. Estos protectores bucales para niños, como sucede con los de los adultos, ofrecen una  mayor protección y un mayor confort en la boca.

Los protectores bucales están recomendados para niños y para adultos que practiquen deportes con contacto físico como el fútbol, el baloncesto o el hockey, pero también en otras actividades deportivas y recreativas que incluyan un daño potencial para la boca, deportes que no tienen porqué suponer contacto entre jugadores, como montar en bicicleta, ir a caballo, o hacer gimnasia en todas sus variantes.

Recuerde que los protectores bucales de calidad, los que recomiendan los odontólogos, se los reconoce porque se mantienen estables en la boca, por ser cómodos de llevar, por ser duraderos y fáciles de limpiar, por no añadir sabores, por ser resistentes a las roturas fortuitas y por dar buenos resultados a la hora de hablar y de respirar por la boca.

En nuestras clínicas dentales Nieto & Llorens estamos a su disposición para cualquier pregunta que tenga en relación con estos protectores y cualquier problema relacionado con ellos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

911 38 52 78