Blanqueamiento dental

Nos gustan las sonrisas blancas

Lo que es

La ortodoncia es la rama de la odontología que previene y corrige la posición y los posibles defectos de los dientes, junto con las arcadas y maxilares. El objetivo final es conseguir el mejor equilibrio y funcionalidad de la dentadura junto a una estética dental perfecta.

La ortodoncia se utiliza para corregir distintos problemas, como es el caso de los oclusales. De esta forma se consigue un contacto perfecto de los dientes superiores con los inferiores y se mejora la masticación de alimentos. Para la corrección de maloclusiones la ortodoncia pone a disposición de profesionales y pacientes distintos aparatos, ya sean fijos o removibles, que alinearán convenientemente los dientes de manera paulatina.

Mediante el blanqueamiento, lo que se consigue es que aplicando los agentes blanqueantes sobre el diente rompamos las estructuras de esas moléculas que se han incorporado variando sus enlaces químicos y así grandes macromoléculas que captan luz se conviertan en moléculas más pequeñas que dejan pasarla, dando un aspecto más blanco a la corona del diente.

Así un paciente que acude a consulta para un blanqueamiento, es valorado por el dentista para determinar si será efectivo o no el tratamiento según el estado de su boca y después podrá realizarse un tratamiento ambulatorio en su casa aplicando el agente en unas férulas que se le entregan durante una semana o 15 días, según le diga su odontólogo(llegando así al resultado estimado antes de empezar) o bien podrá realizarse un tratamiento activado con luz en la consulta, obteniendo buenos resultados( que le explicará el dentista antes del tratamiento) en un periodo más corto de tiempo (una sesión de 45 minutos aproximadamente)

Lo que es

El diente es un órgano del cuerpo humano en constante cambio a lo largo de la vida. Estos cambios que sufre son como consecuencia a las agresiones externas, patología y desgaste por la masticación, y generalmente consisten en cambios en la calcificación de los tejidos que componen el mismo.

Es durante esta calcificación fisiológica o patológica cuando se incorporan partículas y moléculas del ambiente y la alimentación (o incluso determinados antibióticos) que hacen que el diente con el paso de los años se observe más oscuro al incidir la luz en ellos.

Solicítanos una valoración gratuita de tu caso, sin compromiso

Preguntas frecuentes

¿El blanqueamiento dental desgasta el diente?

Se piensa con cierta frecuencia que el blanqueamiento es posible gracias a que se realiza un desgaste del esmalte del diente. Eso no es así, el esmalte permanece intacto, lo que se realiza es una acción sobre la dentina (que es el tejido que hay bajo el esmalte) para hacer que las moléculas que se han incorporado durante la vida a esta estructura mientras se va mineralizando se rompan y dejen pasar la luz y de un aspecto más blanco. Nosotros simplemente ponemos un producto sobre el diente que activándolo con luz para mejorar su efecto o mediante aplicaciones periódicas en casa según sea el tratamiento actuará sobre las estructuras que se mencionan en los textos anteriores.

¿Cuánto dura un blanqueamiento?

Como el diente está en constante proceso de mineralización el blanqueamiento dental no es un tratamiento definitivo. Es por ello por lo que la colaboración del paciente condiciona su duración en el tiempo, siendo esta muy prolongada en el tiempo (más de 6 meses) en caso de que el paciente sea más o menos colaborador y siga las instrucciones que se entregan al realizar un tratamiento o no. En muchos casos con el tiempo basta con un “recordatorio” que se aplicará de modo ambulatorio para recuperar el resultado inicial sin tener que llegar a realizar de nuevo el tratamiento al completo para mantener el tono completamente.

¿Hay dolor después del blanqueamiento dental?

En general si el estado de salud buco-dental es adecuado no debería existir dolor alguno tras el tratamiento, si bien es posible que debido a la acción del agente blanqueante sobre la dentina pueda haber ciero movimiento de los líquidos que proyectan las células del diente en el interior de la estructura de la dentina, lo cual puede producir cierta sensibilidad con alimentos fríos o calientes., sin embargo esto es perfectamente contolable mediante la aplicación de un tratamiento para la sensibilidad dental que recomendaremos una vez finalizado el tratamiento.

¿Puedo hacerme un blanqueamiento?

Prácticamente cualquier persona puede realizarse un blanqueamiento dental, aunque es muy importante una correcta valoración profesional ya que el hecho de presentar otros tratamientos como empastes, carillas o coronas o fundas sobre los dientes a blanquear puede modificar los resultados del mismo. Así para conseguir el resultado adecuado a veces y según el pacientes este tratamiento deberá combinarse con la renovación de algunos empastes u obturaciones, cambio de coronas o fundas o incluso valorarse dentro de un tratamiento más complejo con carillas dentales.

Quiero los dientes más blancos pero no tanto como los de la tele…

Es frecuente confundir unos dientes blanqueados con dientes que llevan una restauración protésica como carillas o fundas en algunas personas que salen en determinados medios de comunicación como la tele o internet.

Mediante el blanqueamiento solo conseguiremos aclarar el color de un diente natural, y como tal, el diente conservará sus características de naturalidad que no tienen determinadas restauraciones protésicas que se ven en estos casos. Ni la textura superficial del diente ni las características anatómicas, las cuales influyen mucho en cómo se percibe el color de los dientes, se verán afectadas en ningún caso, por lo que nunca verás tu sonrisa artificial, solamente será más deslumbrante , pero nunca se apreciaran todos los dientes iguales o artificiales.

Solicita tu primera revisión

5 + 9 =