Odontopediatría

Redacción de la sección de
odontopediatría

La odontopediatría se encarga de la odontología aplicada a los niños que incluye la aplicación de todos los tratamientos necesarios para preservar su salud bucodental y también manejar el comportamiento de los niños en la consulta para conseguir que acudan a la clínica dental con total normalidad, sin ningún miedo. Por tanto, estamos hablando de un profesional que debe ofrecer seguridad y confianza a estos pacientes tan especiales, junto con tratamientos eficaces para solucionar sus defectos.

Solicítanos una valoración gratuita de tu caso, sin compromiso

 Los objetivos de la odontopediatría

El odontopediatra trabaja con la dentición temporal de los niños, es decir, los dientes de leche, por tanto, las técnicas y tratamientos que emplea son muy diferentes a los que suele utilizar con adultos. Son menos conservadoras porque el objetivo es lograr que los dientes definitivos crezcan lo más sanos y fuertes posibles. Estas son algunas de los principales cometidos que tiene el odontopediatra:

 

  • Detectar en el niño posibles defectos en sus maxilares, alineación dental, posibles traumatismos y caries.
  • Tratar alteraciones del tamaño, número o forma de los dientes, también la ausencia o la presencia de más dientes de lo normal.
  • Hablar con los padres y detectar posibles hábitos que pueden incidir en la correcta alineación dental y posición de maxilares como chuparse el dedo, respirar por la boca, morderse las uñas, etc.
  • Orientar, tanto a niños como a padres, sobre la manera correcta de llevar una higiene dental diaria acorde con los posibles problemas bucodentales del niño.
  • Llevar un seguimiento de la caída de la dentición temporal y extraer alguna pieza si es necesario.
  • Prevención de caries con selladores dentales y aplicación de flúor.
  • Llevar a cabo tratamientos relacionados con pulpas dentales en caso de ser necesario.
  • Atender a menores que tengan enfermedades sistémicas.
  • Colocar mantenedores de espacios entre los dientes para que la dentición definitiva aparezca en los huecos correctos.
  • Conseguir el confort y bienestar necesario para que el niño se encuentre a gusto en la clínica dental.
  • Colocación de aparatos dentales en caso de que el especialista detecte la necesidad de corregir alteraciones en los huesos maxilares, como por ejemplo cuando el maxilar inferior tiene un desarrollo deficiente o está mal posicionado.
  • Detectar a tiempo la llamada caries del biberón que se da cuando los dientes del niño están expuestos demasiado tiempo a líquidos azucarados.
  • Tratar traumatismos dentales con fracturas o fisuras en el diente, incluso con pérdidas completas de piezas.

Cuándo visitar al odontopediatra

La primera vez que el bebé visite al odontopediatra debe ser durante el primer año o cuando le salga el primer diente de leche. Aquí, el profesional indicará a los padres cuáles son los cuidados que necesita el niño para preservar su salud bucodental en sus primeros años. A partir del segundo año, es importante que los padres lleven al niño a la consulta al menos dos veces al año para hacer un seguimiento de sus estructuras maxilares, dientes y encías. Así, en caso de anomalía podrá iniciar el tratamiento que considere oportuno o derivarlo a otro especialista como el ortodoncista infantil.

En los primeros años, la principal labor del odontopediatra es la prevención, de ahí que sean tan importantes las visitas de los padres con los niños para llevar a cabo las revisiones periódicas, el seguimiento de la higiene bucal del niño y la aplicación de flúor en caso de que sean necesarias. Lo más importante es que el especialista transmita la mejor confianza y profesionalidad al niño y a sus padres para formar el mejor equipo y solucionar cualquier posible problema bucodental de la manera más sencilla y rápida.

En nuestra clínica disponemos de profesionales con una larga experiencia en pacientes infantiles para tratar cualquier caso. Confía en nosotros.

Solicita tu primera revisión

12 + 7 =