modleo 3d implante dental

El tratamiento de un implante dental puede durar entre 3 y 12 meses e implica múltiples visitas al dentista. Por ese motivo, este tipo de implantes de carga inmediata son tan demandados, ya que ofrecen la oportunidad de acortar el tiempo hasta la dentición y reducir el número de visitas. Esto beneficia tanto al paciente como a la práctica del implante pero no siempre son convenientes.

Los implantes de carga inmediata consisten en colocar el implante dental (tornillo que sustituye la raíz del diente) y también una prótesis provisional en solo una intervención. Esto hace que el tejido óseo cicatrice mejor y que el implante se integre en el hueso. De esta forma, el paciente no tendrá que pasar un tiempo sin dientes fijos, con las correspondientes ventajas estéticas y funcionales. También se reducen la molestias porque las prótesis no van apoyadas sobre las encías.

Dicha prótesis provisional se quita cuando pasan entre 3 y 6 meses desde la introducción del implante. En su sitio, el odontólogo coloca la pieza definitiva diseñada para encajar con el resto de la dentadura del paciente. Es una intervención simple con anestesia local.

La colocación inmediata de implantes en alvéolos frescos fue informada por primera vez por Schulte y Heimke en 1976, denominada “implante inmediato”. Para obtener los mejores resultados, es necesario seleccionar cuidadosamente a los pacientes, planificar el tratamiento de forma adecuada y colocar con precisión los implantes.

Esta técnica se desarrolló por la creciente demanda de los pacientes de un tratamiento más rápido que permitiera un menor tiempo de recuperación de los dientes.

Podemos decir que existen 3 tipos de implantes según el momento de la carga. Son los Implantes de carga:

  • Inmediata: se realiza dentro de las 48 horas siguientes a la inserción del implante.
  • Temprana: la carga se efectúa entre el 2ª día tras el implante y los tres meses siguientes.
  • Convencional: cuando la prótesis se carga después de tres mes.


Requisitos del implante de carga inmediata

1. Diagnóstico y tratamiento adecuados

Para hacer bien el implante de carga inmediata es preciso un diagnóstico adecuado y planificar bien el tratamiento. Para ello, se realiza una exploración oral y se examina la historia clínica del paciente, dado que tenemos que conocer las condiciones de salud general y bucal del paciente. Esto puede revelar la necesidad previa de una higienización o motivación del paciente. En otros casos también podemos notar que el paciente tiene periodontitis, oclusión o una sonrisa gingival que pueden hacer menos favorable el tratamiento. Para hacer un buen diagnóstico y planificación, se necesita contar con una radiografía reciente, bien sea 3D o una ortopantomografía

 

2. Estabilidad primaria

Con esto nos referimos a que el implante no se mueva una vez insertado. Es un factor indispensable para una buena osteointegración de los implantes de carga inmediata, ya sea con contacto oclusal o no.

Se puede medir mediante un test de movilidad manual del implante, mediante la utilización del Ostell, o mediante la magnitud del torque de inserción.

 

3. Torque de inserción:

Es la aptitud de una fuerza para hacer girar un cuerpo. Sería la fuerza necesaria para provocar un giro del implante (expresada en unidades de Ncm). Se fija en 32 Ncm el torque mínimo de inserción para restauraciones unitarias.

 

4. Diseño del implante

Los implantes roscados y cónicos mejoran la retención mecánica e incrementan la capacidad de soportar fuerzas compresivas.

 

5. Técnica quirúrgica

En esta parte se debe hacer frente a 2 desafíos importantes:

    • La colocación tridimensional del implante.
    • Conseguir una buena estabilidad primaria del implante.


6. Posición del implante

Para garantizar la mejor colocación, se deben tener en cuenta 3 consideraciones:

    • El grado de angulación del implante.
    • El cantiléver de nuestra restauración final.
    • El anclaje del implante.

 

7. Oclusión

Hay 2 clases de carga

    • Funcional: la prótesis tiene un contacto oclusal completo y se transmiten las fuerzas directamente al implante.
    • No funcional: el implante tiene una carga inferior a la normal. Es una oclusión «de alivio» para evitar micromovimientos que pondrían en duda el buen pronóstico del implante con carga inmediata.

 

 

NUESTRA CLÍNICA

En Nieto y Llorens, contamos con los mejores profesionales para tratar todos los problemas dentales. Si tienes cualquier duda puedes ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte y ayudarte.

Formulario de Contacto


    Clínica en Madrid

    Clínica en Valencia