Los implantes dentales consisten en la sustitución de piezas dentales más recomendada. El implante está formado por un elemento metálico roscado que está unido a una forma dental artificial que es la parte visible de la pieza una vez sustituida.

Los implantes dentales aplican materiales biocompatibles que ayudan a la integración de las piezas. Se trata de una técnica que mejora cada vez más con la aplicación de nuevos materiales.

Si tiene alguna duda sobre esta técnica, tal vez el comentario que sigue le ayude a comprender sus beneficios. Hablamos de cinco beneficios de los implantes dentales que seguro no imaginaba. Así, elegir un implante dental es una buena opción:

  • Por el titanio. Las raíces de los dientes son el anclaje natural de las piezas. En el caso de los implantes dentales, el material más empleado para crear el mismo efecto de soldadura es el titanio, un elemento biocompatible que tiene la capacidad de fusionarse con el hueso donde va instalada la pieza.
  • Por su durabilidad. Los implantes dentales, al hacerse solidarios con las mandíbulas, representan una solución perfecta contra la pérdida de piezas dentales. Si otros sistemas dentales como los puentes o las prótesis dentales necesitan de sustituciones o de retoques con más o menos frecuencia, no hay motivo para que un implante dental bien cuidado pueda durar toda la vida.
  • Por su buena respuesta en casos de osteoporosis. La pérdida de densidad ósea, la osteoporosis, conduce también a la pérdida de piezas dentales. Los huesos son tejidos vivos que necesitan de condiciones adecuadas para rehacerse y mantenerse saludables.

Factor protector

En el caso de la mandíbula, son los dientes los encargados de mantener las condiciones físicas y químicas del hueso. Cuando se pierde un diente, el hueso que se sitúa debajo de él comienza a descalcificarse.

Ésto puede dar al rostro de la persona afectada un aspecto prematuramente envejecido e incluso hacer más vulnerables las mandíbulas a las fracturas. Los implantes dentales detienen este proceso de degradación ósea. Ninguna otra intervención dental produce estos beneficios en el hueso de la mandíbula.

  • Por servir de protección a los dientes naturales. Los implantes dentales no afectan en absoluto a las piezas situadas a su alrededor en la boca. En otros sistemas como los de los puentes, las piezas vecinas se ven afectadas en tanto que han de servir de apoyo, algo que puede crear aflojamientos o incluso caries.
  • Por su facilidad de cuidados. Las piezas de sustitución de los implantes dentales no necesitan recibir cuidados específicos. Exactamente los mismos que los dientes naturales. Ya sabe, el uso del cepillo dental, la pasta y el hilo para higienizar las zonas menos accesibles. Tan sencillo como éso.

En nuestra clínica dental de Nuevos Ministerios le recomendaremos el mejor implante dental para su boca y así elegirá renovar su salud dental de la manera más natural.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

911 38 52 78