Madrid: 911 385 278 / Valencia: 960 88 09 99

El bulto en el paladar es un problema molesto para quienes lo padecen, pero sus causas pueden ser muy diversas y variadas. Es necesario acudir al especialista odontológico para que nos diagnostique qué es lo que tenemos. Habrá de realizar una exploración clínica, también con radiografías, para conocer la naturaleza este problema. Puede tratarse de una lesión, una verruga, o también algún tipo de tumor o quiste benigno o maligno, entre otros, por lo que su detección temprana puede ayudar a prevenir males mayores.

Así pues, es preciso conocer dónde se localiza tal bulto, así como su forma, coloración, superficie y contorno. De este modo, el especialista conocerá las características para poder clasificarlo a efectos clínicos y poder proporcionarnos un diagnóstico adecuado.

Qué puede ser el bulto en el cielo de la boca

El bulto en el cielo de la boca puede deberse a causas variopintas, y, en consecuencia, tener una naturaleza variada:

• Quiste mucoso de retención o mucocele. Es un saco delgado y repleto de líquido que se origina en el paladar o la cara interior del labio por retención de mucosidad, y se reconoce por su coloración azulada traslúcida. Abunda especialmente en adolescentes y a partir de los 50 años de edad. Se puede producir por pequeños traumatismos y roces, morderse el labio, etc. Se puede eliminar con el tratamiento adecuado, aunque en algunos casos se hace necesaria su extirpación quirúrgica.

• Carcinoma. Se trata de una lesión nasal o antral (del tubo digestivo) que sobresale de sus límites normales (protruye) hacia la cavidad bucal.

• Quistes o abscesos odontogénicos. Son lesiones que se producen por el desarrollo de piezas de los arcos dentarios. A veces provocan inflamaciones en la cavidad bucal. Según las características concretas y específicas de este tipo de bulto en el paladar por quistes y abscesos, se determinará el tratamiento correspondiente.

• Neoplasia benigna de glándula salival. Son tumores relativamente comunes en algunas de sus variedades, y tienen su origen en los tejidos más superficiales del cuerpo, conocidos como epitelio.

• Tumor salival maligno. Son los tipos de tumores más habituales en las glándulas parótidas, y pueden deberse a causas muy variadas: pueden deberse a mutaciones en el ADN de una glándula salival, o bien, incluso, a células cancerosas que se están propagando o haciendo metástasis. La mayoría de las veces las causas de este tipo de tumores, no están muy claras.

Las técnicas para detectar las causas y posible tratamiento de este, a veces preocupante, bultito en el paladar, son también dispares y se realizan para poder incluir o descartar determinadas posibilidades:

• Se puede efectuar una radiografía del interior de la boca (intraoral) para así agregar o descartar causas óseas o bien de desarrollo de los dientes (odontogénicas).

• El TAC (o tomografía axial computarizada). Es la obtención de cortes o secciones de una determinada parte del cuerpo por un sistema radiológico de rayos X. Se utiliza fundamentalmente para comprobar el tamaño de una determinada lesión, y ver si ha afectado de algún modo al hueso.

• Ortopantomografia. Es un tipo de radiografía que presenta una visión general panorámica de una determinada parte del cuerpo. De este modo, se puede ofrecer una visión general de las lesiones de los huesos y de las zonas maxilares.

• Biopsia. Se emplea ya para el diagnóstico definitivo del bulto. Consiste en el examen microscópico de un minúsculo trozo de tejido que se extrae indoloramente, en este caso del paladar. No siempre es conveniente realizarla, pero nos proporciona la información definitiva que necesitamos.

Como podemos apreciar, el bulto en el paladar puede deberse a las más diversas causas, que han de ser detectadas con la ayuda de un profesional especializado de una buena Clínica Dental.

Open chat
¿En que podemos ayudarte?
Hola
¿En que podemos ayudarte?
Powered by