Madrid: 911 385 278 / Valencia: 960 88 09 99

La enfermedad del beso es una de las patologías infecciosas más comunes en el mundo, pero puede prevenirse y tratar los síntomas hasta recuperarse por completo.

¿Quieres saber de qué se trata y cómo se puede prevenir? todos los detalles que quieres conocer los encontrarás en esta publicación.

¿Qué es y cómo afecta tu salud oral?

Aunque muchas personas han oído sobre la enfermedad del beso, no todas saben realmente de qué se trata. Este tipo de patología, altamente contagiosa, es una mononucleosis infecciosa que se contrae a través del beso o cualquier otro tipo de contacto con la saliva de quien la padece.

El nombre del virus que la ocasiona es Epstein-Barr, el cual tiene un impacto directo en los linfocitos (glóbulos blancos) hasta dañarlos uno por uno. Por esta razón se presentan primero dos síntomas, la fática y el cansancio.

Su impacto en la salud oral se evidencia con la aparición de otras bacterias que desencadenan otras enfermedades en la boca. Teniendo en cuenta toda esta información, las clínicas dentales aplican medidas de higiene para que nuestros pacientes no contraigan la enfermedad.

Síntomas de la enfermedad del beso

Los síntomas son similares a los de un proceso gripal, pero existen algunos que sí son propios de esta enfermedad. A continuación, descubre cuáles son en este listado:

  • Fiebre superior a los 38 grados.
  • Dolor de garganta.
  • Cansancio.
  • Fatiga.
  • Inflamación tanto de los ganglios linfáticos como los retroarticulares y occipitales.
  • Malestar general como vómitos, dolor en el cuerpo, náuseas, entre otros.
  • Por último, se puede presentar en ciertos casos inflamación del brazo e hígado.

En este punto, es importante conocer que todos los casos son diferentes, existiendo algunos en los que la persona podría no darse cuenta ni siquiera que ha pasado la enfermedad. Al final todo dependerá de cómo esté el sistema inmunológico de cada persona y de la manera en cómo combata su cuerpo este tipo de mononucleosis.

¿Cuál es el mejor tratamiento para la enfermedad del beso?

Por tratarse de una infección viral, lo más importante es tener un buen diagnóstico. Así que cuando sientas uno o varios de los síntomas antes mencionados, lo más recomendable es que acudas de inmediato a tu médico.

En cuanto al tratamiento, los medicamentos (analgésicos y antiinflamatorios) que recetan cumplirán con la función de aliviar los dolores y malestares. Es decir, no eliminarán la enfermedad ni impedirán que vuelvan a contraerse en el futuro.

Cuando los síntomas son más graves, es normal que el doctor (a) recomiende a sus pacientes corticoesteroides. También pedirá que se mantengan hidratados y que guarden el debido reposo para mejorar en pocos días.

Consejos para evitar contraer la enfermedad del beso

Como la enfermedad del beso se contrae principalmente a través del contacto directo con la saliva, la higiene es fundamental para prevenirla. Muchas personas han sido diagnosticadas de mononucleosis, así que lo mejor es evitar el contacto con ellas porque existen otras maneras de contagiarse.

Para prevenir o evitar contagios, es ideal poner en práctica los siguientes hábitos de higiene:

  • Utilizar jabones antisépticos para lavarse las manos con frecuencia durante el día.
  • No compartir artículos de uso personal como cubiertos, vasos, cepillos, entre otros.
  • Finalmente, evitar besos con personas que sufran o hayan padecido recientemente mononucleosis.