En nuestra clínica dental Nuevos Ministerios recibimos muchas visitas para mejorar la sonrisa y perfeccionar la estética dental. Para conseguirlo existen numerosos tratamientos dentales pero antes es preciso hacer un estudio previo de la dentadura del paciente para conocer de primera mano su problema y encontrar la mejor solución posible.

La ortodoncia lingual para corregir la sonrisa es uno de los tratamientos que utilizamos en la clínica para personas que necesitan alinear perfectamente sus dientes y, a la vez, necesitan absoluta discreción durante el tratamiento. Mediante esta técnica, los brackets se colocan en la parte anterior de los dientes y pasan totalmente inadvertidos a los ojos de la gente.

Sin embargo, hay otros tratamientos más sencillos y económicos con unos resultados sorprendentes. Es el caso de las carillas dentales.

Tratamiento de carillas dentales

Las carillas dentales son unas láminas muy finas (0,3 mm), que se pegan en la parte visible de los dientes para mejorar la sonrisa de las personas. Normalmente se utiliza una resina especial o cemento para fijar las carillas a los dientes. El resultado es realmente sorprendente, ya que el blanco de los dientes es casi perfecto y los pacientes suelen terminar muy satisfechos.

Hay que recalcar que la finalidad de los tratamientos de carillas dentales es meramente estética, es decir que no se puede utilizar esta técnica para solucionar ningún problema de salud bucodental, para eso hay que aplicar otras técnicas más avanzadas.

Lo interesante de las carillas es que la lámina finísima que se coloca en los dientes modifica aspectos tan importantes para la estética dental como la posición, la forma o el color de los dientes más visibles, tanto los superiores como los inferiores.

Principales usos de las carillas dentales

Estos son los principales defectos que pueden corregir las carillas dentales para ofrecer la mejor sonrisa al paciente:

Corrección de espacios interdentales: gracias a las carillas se pueden cubrir los espacios entre los dientes que han erupcionado muy separados.

 

Corrección de la forma: hay pacientes con dientes demasiado largos o demasiado cortos, con forma desigual y desalineados con los demás dientes. Las carillas consiguen una forma uniforme en los dientes siempre que no requieran un tratamiento dental más complejo.

 

Corrección de fracturas por traumatismo: en estos casos, las carillas dentales cubren el diente o dientes afectados, consiguen disimular la fractura y dejarlo prácticamente intacto.


Aumentar el diente de tamaño:
los pacientes con dientes demasiado pequeños tienen en las carillas dentales sus mejores aliados, ya que las carillas pueden corregir este problema y conseguir que todas las piezas tengan el mismo tamaño.


Dientes con un blanco perfecto:
una vez colocadas las finas láminas sobre los dientes, el efecto final es como un tratamiento de blanqueamiento dental, ya que el blanco que se consigue con las carillas es prácticamente perfecto.

¿Qué tipos de carillas dentales hay?

Según el material que se utilice en su fabricación, disponemos de dos tipos de carillas dentales. Son los siguientes:

Carillas de porcelana

Se fabrican en el laboratorio y después se colocan sobre los dientes. Aunque su colocación es un poco más complicada, una vez instaladas requieren muy poco mantenimiento. Su precio es más elevado que las de composite pero el resultado final merece la pena.

Carillas de composite

Este tipo de carilla se fabrica sobre el diente para que tenga la misma forma que el diente. Son fáciles de colocar y de manera muy rápida. Son más baratas que las carillas de porcelana pero requieren más visitas a la clínica para su mantenimiento. Los resultados también son espectaculares.

Desde nuestra clínica dental Nuevos Ministerios os animamos a que probéis las carillas para mejorar vuestra sonrisa. No hay ninguna razón para que os dé vergüenza llevarlas y el precio de las carillas tampoco será un inconveniente. Los resultados os van a sorprender  y resuelve todas tus dudas. ¡Te esperamos!

Pídenos una Cita