En nuestra clínica dental Nuevos Ministerios cada vez más gente se interesa por la ortodoncia lingual, la verdadera ortodoncia invisible, ya que los brackets se colocan en la cara interna de los dientes pasando totalmente inadvertidos para la gente. Además de sus ventajas estéticas frente a los brackets convencionales, esta técnica ha demostrado ser muy eficaz y, en muchos casos, es la favorita de pacientes que solicitan una ortodoncia.

Aunque en países como Estados Unidos y Japón la ortodoncia lingual está mucho más implantada, en Europa es relativamente reciente y mucha gente todavía no la conoce. En principio se creó para evitar posibles lesiones en los deportistas, pero poco a poco se ha desarrollado como una técnica de ortodoncia cada vez más perfecta a nivel tecnológico.

No hay que olvidar que, a pesar de que muchos pacientes quieren utilizar la ortodoncia lingual para alinear sus dientes, es el ortodoncista el que decidirá finalmente si este tratamiento es el idóneo para corregir los problemas bucodentales de la persona o es más recomendable otro.

La duración de un tratamiento de ortodoncia lingual suele variar entre los 9 meses y los 2 años dependiendo de la complejidad de cada caso, pero no es más largo que otros tratamientos de ortodoncia. Como en los demás tratamientos, lo más importante es acudir a las revisiones periódicas marcadas por el especialista y seguir sus instrucciones para conseguir los mejores resultados.

¿Para qué sirve la ortodoncia lingual?

Este tipo de ortodoncia, al igual que las otras, se utiliza para corregir problemas de maloclusión dental como pueden ser la mordida abierta, el apiñamiento, sobremordida o mordida cruzada. En estos casos, y si el ortodoncista está de acuerdo, el paciente puede elegir la ortodoncia lingual según sus prioridades estéticas y económicas. Si antepone el elemento estético y prefiere pagar un poco más, sin duda la ortodoncia lingual para corregir la sonrisa es la mejor opción.

Hay muchas personas que por su trabajo, o por otras circunstancias, no desean que nadie sepa que se está sometiendo a un tratamiento de ortodoncia. La ortodoncia lingual tiene la ventaja de ser totalmente invisible y no interferir en el día a día del paciente. Al igual que los demás tratamientos, al principio el paciente tendrá alguna dificultad al hablar o al comer pero con el paso de los días estos pequeños inconvenientes se superan sin problema.

Otra característica a destacar en los brackets linguales es que no se fabrican a medida como ocurre con las férulas de Invisalign, por ejemplo. Se fabrican de manera industrial con materiales que pueden ser metálicos, de cerámica o de plástico y que se adaptan perfectamente en la boca del paciente.

Ventajas y desventajas de la ortodoncia lingual

Como hemos dicho, la principal ventaja del tratamiento lingual es su efecto estético, ya que los brackets, al estar colocados en la cara interna de los dientes no son visibles, sin embargo, la desventaja es que el tratamiento es entre un 30% y un 40% más caro que los tratamientos convencionales. Esto se debe al elevado coste de los materiales, la tecnología utilizada y el escaso número de profesionales cualificados para aplicar el tratamiento.

En nuestra clínica dental disponemos de los mejores profesionales en ortodoncia para corregir la alineación de tus dientes. No dudes en contactar con nosotros para resolver cualquier duda. Queremos que sonrías sin complejos.