La sensibilidad dental se produce cuando la dentina, que se encuentra protegida por la encía queda al descubierto al perder su protección natural.

La dentina conecta la parte exterior del diente con las terminaciones nerviosas. Cuando el diente pierde su protección debido a una retracción de la encía y/o al desgaste del esmalte dental, estos túbulos quedan abiertos al exterior, y por ello al quedar al descubierto los estímulos externos alcanzan las terminaciones nerviosas y provocan la sensación de dolor.

Desde la Clínica Dental Nieto & Llorens estudiamos tu caso y te ayudamos a eliminar esta molestia.

Síntomas de la sensibilidad dental:

El principal síntoma de la sensibilidad dental es un dolor intenso de corta duración cuando el diente entra en contacto con los siguientes estímulos:

– Térmicos: bebidas o alimentos fríos y/o calientes

– Químicos: alimentos ácidos o azucarados

– Táctiles: al realizar presión o contacto con la zona.

Causas de la sensibilidad dental

1. Desgaste del esmalte:

El esmalte forma la superficie exterior de los dientes y los protege. Con el paso del tiempo y con la exposición a ciertos elementos, dicha capa puede desgastarse y dejar expuesta la dentina. Estos son algunos de los factores que pueden desgastar el esmalte:

  • Cepillarse los dientes con demasiada fuerza o presión.
  • El bruxismo o mala masticación.
  • Tratamientos odontológicos.
  • Los puntos de contacto defectuosos en una prótesis removible y las ortodoncias

2. Retracción de las encías:

La retracción de encías o los “cuellos descubiertos” es la otra causa de la sensibilidad dental, ya que esta retracción deja al descubierto la raíz del diente, exponiendo la dentina. Esta retracción puede producirse por los siguentes factores:

  • Las enfermedades que afectan a las encías como gingivitis o periodontitis.
  • La edad
  • Las comidas y bebidas con ácido, provocando descalcificación o erosión del diente sobre todo a nivel de su cuello.
  • Patologías generales o ciertas situaciones que provocan un medio oral ácido:
    • Estomacales (úlcera, hernia …)
    • Psicológicas (bulimia, anorexia nerviosa …) o
    • Profesionales (catadores de vinos, panaderos …)

Soluciones para la sensibilidad dental

La sensibilidad dental puede deberse a alguno de los factores anteriormente descritos o ser síntoma de alguna causa distinta.

Si sufres sensibilidad dental acude a tu dentista para que pueda estudiar tu caso concreto y ofrecerte el diagnóstico. Dependiendo de la situación y la gravedad de tu caso, se podrá realizar un tratamiento en casa o por el contrario deberá tratarse en la clínica.

Contacta con nuestros especialistas para ver de donde viene esta molestia y evitar que siga sucediendo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

911 38 52 78