Muchos pacientes vienen a nuestra clínica Nieto y Llorens con un bulto encía que les sale prácticamente de la noche a la mañana y no saben muy bien qué es. Este bulto provoca una sensación molesta y también puede venir acompañado de irritación y dolor, de ahí que el paciente acuda al odontólogo para una exploración.

 

Hay que decir que la mayoría de las veces un bulto en la encía no supone un problema importante pero sin duda lo debe examinar un profesional cuanto antes para saber exactamente su procedencia y descartar cuanto antes si se trata de alguna de las muchas enfermedades bucodentales que pueden aparecer. Estas son las principales causas de los bultos en la encía:

 

Fibromas

 

Se trata de bultos duros, generalmente benignos, que aparecen en las partes blandas de las encías y que producen una irritación constante. También pueden aparecer en labios, lengua y otras partes de la boca. Las causas pueden ser desde hábitos poco saludables, como morderse con frecuencia el labio, o también prótesis dentales que rozan en ciertas partes de la cavidad oral. Para su curación no es necesario tomar antibióticos ya que el fibroma no aparece como resultado de un proceso infeccioso, lo único que debe hacer el profesional es proceder a su extirpación y a la limpieza de la zona.

 

Fístulas

 

Las fístulas son pequeñas aberturas en la encía por donde supura un líquido denso de color amarillento llamado pus. Por lo tanto este proceso sí que es infeccioso, en contraposición a los fibromas, y las causas pueden ser muy diferentes, por ejemplo caries, la erupción de las muelas del juicio, endodoncias mal ejecutadas, etc.

 

En el caso de las caries, el paciente normalmente sufre un dolor intenso debido a un absceso que se ha formado dentro del diente por la acumulación de bacterias. Si nos referimos a los dientes mal endodonciados, lo habitual es que originen infecciones que más tarde deriven en la aparición de la fístula. Esto ocurre porque al realizar la endodoncia no se eliminan todas las bacterias del interior del diente antes del sellado o también puede suceder que no se lleve a cabo un buen sellado y las bacterias han logrado entrar a posteriori.

 

En el caso de la erupción de las muelas del juicio puede ocurrir que su posición no sea la correcta y que dañe la encía provocando una infección y la aparición de fístulas. Sea cual sea la causa de la aparición de la fístula, resulta imprescindible tomar antibióticos para contrarrestar la infección y después solucionar la causa de su irrupción, ya sea eliminando la caries, reendodonciando el diente afectado o procediendo a la extracción de la muela del juicio afectada.

 

Como siempre, las principales recomendaciones para evitar la aparición de la roncha encía son mantener buenos hábitos de higiene bucodental y acudir dos veces al año a la consulta del odontólogo para detectar cuanto antes cualquier problema de salud bucal.

 

En nuestra clínica dental de Nuevos Ministerios contamos con los medios más sofisticados y los profesionales más experimentados para llevar a cabo los tratamientos que necesites. Pide cita con nosotros. Te esperamos.