se mueven dientes sin retenedores

Una de las preguntas más comunes en las visitas a nuestro ortodoncista sobre el tema de los retenedores es saber cuánto tiempo pasará antes de que los dientes empiecen a moverse. Después de unos cuantos años de llevar este tratamiento y todo lo que él conlleva, ningún paciente quiere volver a sufrir de problemas estéticos, por lo que estos aparatos se vuelven una pieza fundamental en este camino.

La respuesta no puede ser general, ya que según el caso particular de cada paciente los tiempos pueden cambiar. No obstannte, la recomendación de los especialistas siempre será usarlos la mayor cantidad de tiempo posible para evitar que los dientes se muevan, pues apenas se quieren de un par de días para que la alineación comience a perderse.

 La memoria de los dientes

Al igual como ocurre con los músculos cuando se hace ejercicio, los dientes también podría decirse que tienen memoria, por lo que el retenedor más allá de ser un capricho del especialista es un complemento al tratamiento de ortodoncia, sin importar que se trate de brackets tradicionales o invisibles.

Esto quiere decir que, aunque se haya tenido el tratamiento durante uno o varios años, los dientes se movieron en un periodo de tiempo bastante breve y no se han estabilizado por completo, por lo que al ser tan reciente el cambio pueden volver a su posición inicial.

Hasta que el cambio no se consolide del todo, los dientes intentarán moverse nuevamente, entrando en juego la memoria dental, por lo que los retenedores son una pieza clave para ayudar a la estabilización definitiva.

A pesar de lo necesarios que resultan, a los retenedores no siempre se les ha dado la importancia que merecen. De hecho, alrededor del 30? los pacientes adultos que reciben ortodoncia lo hacen por segunda vez como resultado de un mal uso de estos aparatos.

La importancia de los retenedores

Como su nombre lo indica, la función de estos aparatos es justamente la de retener y se indican en la fase posterior al retiro de la ortodoncia, conocida como fase de retención.

La finalidad es ofrecer estabilidad y garantizar que los resultados alcanzados durante este tiempo se mantengan, ya que, si bien se ha alcanzado la posición deseada, no están completamente ajustados.

Tipos de retenedores

Así como cada caso es diferente en cuanto al tiempo requerido, de igual forma ocurre con los retenedores.

Fijos

Se colocan en la parte interior de los dientes mediante una sujeción pequeña y muy fina. Aparte de ser bastante discretos, suelen ser cómodos. Puedes ver más información acerca de nuestra ortodoncia convencional.

Removibles

Son retenedores transparentes, una especie de férula o funda para los dientes, por lo que el paciente únicamente debe retirarlos para comer y hacerles aseo. Puedes ver nuestra sección de ortodoncia invisible para ver más detalles sobre este tipo de retenedores.

Colocación de los retenedores

Según el tipo recomendado por el especialista, los tiempos pueden cambiar. En el caso de los fijos se colocan el mismo día que se retira la ortodoncia. Sin embargo, los removibles pueden tardar algunos días.

La razón es muy sencilla. Como ya hemos dicho, se trata de pequeñas férulas que deben ser por completo a medida de los dientes, por lo que las impresiones para realizarlos se toman una vez se hayan retirado los Brackets.

Si aún sigues teniendo dudas, puedes consultar nuestras clínicas dentales en Valencia y Madrid.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *